sábado, 3 de septiembre de 2016

Grecia en los Juegos Olímpicos.


Aunque parezca mentira, la historia de Grecia en los Juegos Olímpicos se reduce a sólo cuatro participaciones: Helsinki 1952, Atlanta 1996, Atenas 2004 y Pekín 2008.

Que la Selección helena no se meta en los Juegos no es ninguna anomalía y resumir las cuatro citas puede hacerse en un post de lo más escueto.

La primera participación en los Juegos Olímpicos data de 1952. Grecia, que había sido tercera en aquel extraño Eurobasket de El Cairo de 1949 y octava en el de París de 1951, se inscribió y viajó a Helsinki con aquella inolvidable generación formada por Faidon Mathiaou, los hermanos Spanoudakis, Lambrou, Mylas, Arvanitis, etcétera, que acabó en el puesto 17.

En el debut olímpico, Grecia fue derrotada con claridad por Hungría (75-38). Al día siguiente llegó la primera victoria, conseguida frente a Israel (54-52). Una nueva derrota contra los húngaros, esta vez más ajustada (47-44), eliminaba a los griegos de la competición. Sólo tres partidos, pero en boca de Mathiaou y todos los que acudieron, una experiencia única e inolvidable. ¡Pocos podían imaginar entonces que Grecia tardaría más de 40 años en regresar a unos Juegos!

El Patriarca Mathiaou recordaba que fueron a los Juegos sin casi preparación y que viajaron apenas un día antes del primer partido. Todo se hizo de manera demasiado improvisada. Ni fueron a ver primero el campo, ni se preocuparon por el clima, ni nada de nada. Tampoco entonces había recursos para mucho más.

Una vez eliminados, no quisieron volver a Atenas a pesar de que las autoridades griegas intentaron prácticamente echarlos de la villa. Los finlandeses se negaron en redondo. Así fue como la expedición se quedó hasta que prácticamente no quedó ningún atleta en Helsinki. Al regreso quisieron sancionarles, pero medió el presidente del Panathinaikós y todo se arregló.

La plantilla de aquel equipo la formaban Faidonas Mathiaou (PAO), Giannis Spanoudakis (Olympiacós), Panagiotis Maniás (Panellinios), Kostas Papadimas (Panellinios), Themis Cholevas (Panellinios), Stelios Arvanitis (PAO), Takis Taliadoros (XANTH), Giannis Lambrou (PAO), Alekos Spanoudakis (Olympiacós), Mimis Stefanidis (Panellinios), Aristidis Roumpanis (Panellinios) y Nikos Mylas (PAO).

Después de aquellos primeros Juegos de 1952 tuvieron que pasar 44 años hasta volver a ver a Grecia clasificada. Hasta 1996 hubieron renuncias, Preolímpicos fallidos e incluso boicots desaprovechados. Ni siquiera la irrupción de Galis ni los logros conseguidos por la Selección en el Eurobasket tuvieron continuidad en los torneos clasificatorios olímpicos.

Con el fin de los Preolímpicos en 1992 se terminó el maleficio. En el Eurobasket de Grecia de 1995, los locales no fallaron y, aunque se quedaron sin medalla, lograron clasificarse para los Juegos Olímpicos de Atlanta. En el partido decisivo, el cruce contra España, Grecia ganó por 66-64. Fasoulas (20) y Christodoulou (17) lideraron a una Selección que acabaría cuarta en el torneo por detrás de Yugoslavia, Lituania y Croacia.


Tanto a Giannakis (37) como a Fasoulas (33) los Juegos de Atlanta les pillaron ya veteranos. El primero llegaba tras haber levantado la Copa de Europa con el PAO y dejaba la Selección al terminar el torneo. El pívot, que ganaría la Copa de Europa el año siguiente, estiraría todavía su carrera con la blanquiazul hasta el Mundobasket de Grecia de 1998. Para Fanis Christodoulou supondría su penúltimo torneo, puesto que todavía disputaría el Eurobasket de 1997. Sus castigadas rodillas no daban para más y tras el partido por el cuarto puesto jugado en Barcelona abandonó la Selección.

Giannakis (PAO), Fasoulas (Olympiacós) y Christodoulou (Panionios) formaban parte del quinteto que ganó el Eurobasket de 1987 y que consiguió la plata en 1989. Casi una década después tenían la opción de disputar unos Juegos. Junto a los citados, las nuevas estrellas del baloncesto griego, Nikos Ekonomou (PAO), Frangiskos Alvertis (PAO) y Giorgos Sigalas (Olympiacós), a las que habría que sumar otro veterano como Kostas Patavoukas (PAO) y talentosos jovencitos como Dimitris Papanikolaou (Olympiacós) y el pívot Efthimis Rentziás (PAOK). Bakatsiás, base del Olympiacós, Angelidis, cuatro fuerte del Aris, y Lefteris Kakiousis, base del Iraklís, completaban la plantilla.

En el torneo, Grecia ganó a los rivales que tenía que ganar y perdió contra las selecciones que tenía que perder. Asi, en el debut cayó contra Yugoslavia (63-71), pero luego recuperó sensaciones ganando a Brasil por un cesto (89-87). Aquel día Ekonomou 36, Óscar 32. Grecia también batió a la selección de Puerto Rico (80-69), que quedó eliminada a las primeras de cambio. Los helenos derrotaron a Corea del Sur sin demsaidos apuros (108-86) y se jugaron la segunda plaza frente a Australia. En un día aciago, los de Dentrinós recibieron una paliza histórica (103-62) que los dejaba en la tercera plaza del grupo. La todopoderosa Lituania eliminó sin mayores problemas a Grecia (99-66), que a la postre acabaría quinta tras derrotar a China y Brasil.

Mirándolo con perspectiva, no fue malo aquel quinto puesto. Por delante sólo Estados Unidos, Yugoslavia, Lituania y Australia, selecciones demasiado potentes para aquella Grecia.

Los griegos fallaron estrepitosamente en el Eurobasket de 1999 y se quedaron fuera de los Juegos de Sydney 2000.

En 2004 Grecia se clasificaba como país organizador. Con Giannakis en el banquillo ayudado por Kakiousis y compañía, Grecia partía con opciones de medalla. Un equipo reconocible plagado de jugadores de nivel trataría de subir un peldaño en el escalafón. El mismo bloque ganaría el oro en el Eurobasket de 2005 y la plata en el Mundobasket de 2006 lo formaban Diamantidis (aquel verano fichó por el PAO procedente del Iraklís), Chatzivretas (PAO), Papaloukas (CSKA), Spanoulis (Maroussi), Zisis (AEK), Tsartsaris (PAO), Kakiouzis (Montepascchi Sienna), Dikoudis (en verano dejó el Pamesa para firmar con el CSKA),  Papadopoulos (en verano firmó por el Dynamo de Moscú), Fotsis (Real Madrid), Dimitris Papanikolaou (PAO) y Alvertis (PAO), que se retiraba de la Selección en su casa.


Grecia debutó ganando con claridad a Australia (76-54) con 21 puntos de Lázaros. Contra Estados Unidos se plantó cara, pero se perdió por 71-77 con 22 puntos de Fotsis y 14 de Papadopoulos. La Lituania de Jasikevicius, Sisauskas y Strombergas destrozó a los griegos en el tercer partido (al descanso 25-54 y al final 76-98). Una victoria cómoda contra Angola (88-56) hizo que el partido contra Puerto Rico decidiera las posiciones definitivas dentro del grupo. Grecia ganó por 78-58 y terminó segunda de grupo por delante de los puertorriqueños y de Estados Unidos.

En el cruce esperaban Nocioni, Ginobili, Pepe Sánchez, Oberto, Scola y compañía. A pesar de llegar al descanso conventaja (35-29), el equipo se bloqueó en el segundo tiempo y Argentina dio la campanada. Los de Rubén Magnano derrotaron de tacada a Grecia (64-69), Estados Unidos e Italia para colgarse el oro. Grecia terminó en quinta posición tras derrotar a Puerto Rico nuevamente (85-75). Por delante quedaron argentinos, italianos, estadounidenses y lituanos. La sensación es que a aquel equipo le llegaron los Juegos un año o dos antes de estar completamente preparado. En 2005 o 2006 las cosas hubieran ido distintas. Se repetía la quinta plaza de 1996, pero supo a poco porque se jugaba en casa.

La cuarta plaza lograda en el Eurobasket de 2007 hizo que Grecia tuviera que disputar el Preolímpico para tratar de ir a Pekín. Una generación como la que había no podía quedarse fuera y la Federación se encargó de organizar el Preolìmpico en casa, hecho decisivo para que los helenos se clasificasen. Cuatro victorias muy sencillas contra El Líbano, Brasil, Australia y Puerto Rico sellaron la clasificación.

En la primera fase de Pekín, Grecia perdió contra España (81-66) y Estados Unidos (92-69), que entonces jugaban en otra liga. Las victorias contra China (91-77), Alemania (87-64) y Angola (102-61) metieron a Grecia en los cruces como tercera. De nuevo Argentina se cruzaba en el camino y de nuevo apeaba a los helenos de la competición (80-78). Spanoulis falló un triple que hubiera dado el pase a semis a los griegos. Nunca Grecia estuvo tan cerca de las medallas. Sin duda, Grecia desaprovechaba una oportunidad única, con jugadores curtidos y en su mejor edad. La quinta plaza fue la más amarga que se recuerda.       


La Selección de 2008 la formaron Papaloukás (en verano dejó el CSKA para firmar por el Olympiacós), Spanoulis (PAO), Diamantidis (PAO), Zisis (CSKA), Michalis Pelekanos (ese verano ficha por el Olympiacós, propcedente del Real Madrid), Panagiotis Vasilopoulos (Olympiacós), Fotsis (del Dynamo de Moscú pasa el PAO ese verano), Printezis (Olympiacós), Andreas Glyniadakis (Maroussi), Bourousis (Olympiacós), Schortsanitis (Olympiacós) y Kostas Tsartsarís (PAO).

Tras aquellos Juegos Giannakis dejó la Selección y fue reemplazado por Jonas Kazlauskas. En 2012 Grecia se la pegaría en el Preolímpico de Caracas contra Nigeria y en 2016 en el de Turín contra Croacia.


Como se ve, el palmarés olímpico de Grecia en baloncesto es pobrísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario